Semiología del Arte Contemporáneo

análisis, especulación, teoría, creación

DIPLOMADO

    

Semiología del Arte Contemporáneo

análisis, especulación, teoría, creación

DIPLOMADO

    
 
 
 
 

Preámbulo

 


Preámbulo

 

 
 
 
 
 
 

El término ‘arte contemporáneo’ se ha pretendido utilizar como si de una categoría se tratara, para englobar una serie de fenómenos estéticos o transestéticos como el arte-objeto, el performance, la instalación, el arte conceptual, el apropiacionismo, la cyberpoesía, y otros; pero el término mismo es una errática taxonomía que si la ceñimos rigurosamente a su semántica, sólo señala algo que apenas definido se nos escapa de las manos. El término ‘contemporáneo’, define al tiempo, mas siendo al menos einstenianos, sabemos que el tiempo define al espacio y el espacio define al tiempo, así entre meridianos y paralelos un plano cartesiano se nos revela en el que el arte contemporáneo no es un fenómeno o sino muchos fenómenos; sin embargo, de manera semejante sucedió con la modernidad, y el modernismo es hoy una categoría muy clara. Múltiples interpretaciones se nos hacen entonces aquí presentes.

 

Volumes - Art film by Maxim Zhestkov / Vimeo

 


La semiología del arte contemporáneo es lo contrario a una dictadura y es al mismo tiempo una dictadura, ergo una paradoja dictatorial, por un lado, la búsqueda de la significación en el arte nunca puede concluir en la perversión de llegar a encontrar un sentido estructural concluyente y autoritario (eso es una norma social que de no cumplirse, suele perturbar el ánimo de algunos defensores o detractores a ultranza de lo que sea, de cualquier cosa –ese no es el discurso aquí–), antes bien, el análisis de la estructura subyacente en el arte nos hace llegar a más preguntas que a respuestas. Si las respuestas o las preguntas coinciden, vivamos el milagro de ello, pero si no coinciden vivamos aún más el milagro de absolutismos o totalitarismos diferenciales, vaya, la individualidad del arte.

La gramática del arte contemporáneo es la gramática del nuevo mundo, del que sucede con todos sus componentes y materiales, los conflictos y los anhelos de mundo, los popotes, las noticias, CNN, BBC, los platos rotos, el terrorismo, el amor, el kitsch, lo cool, el mercado, la economía, la especulación, la corrupción, la magia, la mafia.

La búsqueda de la significación no es una Piedra de Rosseta en la que la escritura demótica y el griego aqueo nos hacen descubrir el significado de los jeroglíficos, la búsqueda de la significación se ha complejizado, es necesario leer El valor del arte. Dinero, poder, belleza de Michael Findlay, junto a La eterna trenza dorada de Douglas Hofstadter; Arte y percepción visual de Rudolf Arnheim junto a El pensamiento visible, de Pare Salabert; el Museion de Alejandría (280 a. e. c.) junto a las colecciones y exhibiciones del MoMA, de Le Centre Georges Pompidou, o del propio Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro, en donde se desarrollará la exploración dialógica de nuestro estudio.

 

Jeff Koons
Blue Moon
mirror-polished stainless steel with transparent color coating
315 x 315 x 101.6 cm




Si bien el arte contemporáneo a veces es como un preguntarse qué es lo que no está ahí, hay cierto cuestionamiento y discurso teórico fundamental que ha contribuido a generar una síntesis del análisis del fenómeno ¿Qué es el arte contemporáneo, cómo se define la estética contemporánea, qué signos distintivos podemos encontrar en las manifestaciones artísticas de la plástica, la fotografía, la música, el teatro, el cine, la danza, la arquitectura, el diseño, junto a las interpretaciones de moda en la filosofía, en la sociología, en la psicología, a un lado de lo que no es una especulación sino investigación y una aplicación, como la ciencia y la ingeniería, la tecnología informática, la industria, la construcción de autos o lavadoras, la investigación para fabricar chips de grafeno o la habilidad mediática de montar la primer imagen de un agujero negro, la estadística que nos revela la necesidad de modificar los marcos jurídicos internacionales, y luego la política, la economía y la religión, y la necesidad de un ejercicio crítico sobre ello o la negación total a un ejercicio crítico, mientras en el mundo se continúan cultivando y comiendo tomates? La realidad del arte contemporáneo es más compleja de lo que puede pensarse, y la cantidad de entredichos que en ella viven es casi infinito. El arte no sólo se está preguntando y respondiendo algo a sí mismo, se lo está preguntando y respondiendo al otro.

Pero la didáctica que en dado caso nos entrega el estudio estructural del arte de nuestros días, es la comprensión de la retórica de lo visual, de lo sonoro, del movimiento, de la dramatis personae de los elementos que en él se constituyen, vaya una lingüística en la que se intersecan todas nuestras percepciones, todos nuestros pensamientos, nuestra historia y nuestro futuro, en el presente.

Francisco de Paula Nieto

curador académico